Cierran los Ferrocarriles del Ecuardor – Una nueva decisión en contra del sistema ferroviario latinoamericano

Quito – Ecuardor – 20/05/2020: Una de las siete empresas públicas que el presidente Lenín Moreno anunció su eliminación es Ferrocarriles del Ecuador. Esta institución fue creada en abril del 2010 con el objetivo de administrar la infraestructura ferroviaria del país, implementar la política en este ámbito y establecer los servicios de transporte de pasajeros. Reemplazó a la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador.

Con boletos desde $25 por pasajero, Ferrocarriles del Ecuador no cubre sus gastos y ha cerrado cinco rutas

También se señala que es una empresa en la cual hay una preeminencia de la búsqueda de la rentabilidad social. En 2008 se declaró a la red ferroviaria nacional como bien “Monumento Civil y Patrimonio Histórico, Testimonial y Simbólico».

En los últimos años, la entidad ha visto un descenso en el número de usuarios y por ende sus ingresos. La recaudación en boletería no abastecía en el presupuesto de la entidad por lo que necesitaba de fondos estatales.

Entre el 2010 y 2015 fueron rehabilitadas 506,7 km con una inversión de $386,8 millones, en total la red ferroviaria está compuesta por 966,1 km. La empresa ofertaba siete rutas, de las cuales una no se encontraba habilitada en el feriado de febrero pasado.

En el último informe de rendiciones de cuentas, publicado en la página de la institución, se indicó que en el 2018 la empresa pública contaba con:

10 locomotoras Diésel Eléctricas
7 locomotoras a vapor.
7 coches motores
36 coches, modernizados, climatizados y de madera.
3 furgones de energía.
4 talleres.

A nivel económico, Ferrocarriles del Ecuador cuenta, hasta abril, con 327 trabajadores en su nómina lo que representa mensualmente 301 136,35 dólares y al año se estima que en total se debe destinar 3 613 636,20 dólares.

En el 2019 registró egresos por 21 480 915,36 dólares, mientras que de ingresos reportó 19 321 693,24 dólares.

En diciembre pasado, Patricio Jaramillo, gerente de comercialización de la empresa, dijo que en caso de cierre de la entidad el Estado deberá destinar $8 047 000 para el mantenimiento y custodia de los bienes patrimoniales.

Hasta el momento no se emite el decreto oficializando la eliminación de esta empresa, ni tampoco hay un pronunciamiento sobre qué pasará con los servicios que esta ofrece, incluyendo el galardonado Tren Crucero, considerado el mejor tren de lujo de Sudamérica.

Esta es una nueva embestida contra el sistema ferroviario latinoamericano, los ecuatorianos deberian salir en reclamo de un bien tan apreciado como es el sistema ferroviario, siempre decimos tenemos que TENER MEMORIA PARA RECORDAR, esto que quieren hacer ya lo hicieron en la decada del 90 por las políticas neoliberales que fueron impulsada por el Banco Mundial.

Esperemos que el sector ferroviario internacional pueda a través de la ITF, ALAF, ACPF e instituciones sindicales hacer un pronunciamiento sobre este atropello al bien común de la sociedad.

Fuente: Agencia Rieles