Correo de Lectores: Rosario, fracasó la licitación de la cochera subterránea

Foto: Sin Mordaza

Acerca del artículo del diario La Capital reproducido en el newsletter del 24 de junio quiero expresar mi opinión.

Tengo familia en Rosario y viajo asiduamente hace más de 40 años. He conocido la estación Rosario Central en pleno funcionamiento cuando salían los locales a San Urbano, Chabás, Arteaga, etc. A su vez llegaban y partían trenes de pasajeros hacia Retiro una o dos veces por día. A su vez partían desde allí una o dos líneas de los trolebuses que supo tener Rosario, cuya red fue diezmada dejando solo la línea K. Y, lo más importante quizá sea su ubicación privilegiada, a pocas cuadras del microcentro de la ciudad, lo que la convierte en lugar indispensable de llegada y partida tanto para trenes generales como locales. Habida cuenta de las deficiencias que presenta el transporte automotor urbano e interdepartamental tanto en las cercanías de la ciudad como en un radio de 150 km.

O sea, comparto los señalamientos que ha hecho, y hace, la ARAR (Asociación Rosarina de Amigos del Riel) acerca de las virtudes insustituibles que tiene Rosario Central como centro ferroviario a rehabilitar ya y, a su vez, iniciar la implementación (en realidad restablecimiento) de una red urbana de la jerarquía que merece Rosario como la gran ciudad de Santa Fe.

Esto, desde ya, involucra la electrificación paulatina de las líneas y la coordinación con el tan esperado y tan anunciado (y tan demorado) restablecimiento de los diez servicios generales a Retiro, Córdoba, Tucumán y otras ciudades que otrora supo facilitar enormemente el desplazamiento de la gente.

Para resumir. Debe evitarse cualquier emprendimiento que bloquee el renacimiento de Rosario Central como centro ferroviario; deben trasladarse todas los departamentos municipales que han ocupado el predio porque en la ciudad hay lugares de sobra para implementar todo centro cultural y recreativo que sea necesario sin invadir instalaciones del ferrocarril.

El ferrocarril, la estrella del transporte terrestre actual en todo el mundo, ya ha sufrido amputaciones (algunas irreversibles) en Rosario a partir de las políticas erradas que condujeron a su casi desaparición.

 

Adjunto un facsímil de horarios ferroviarios publicado en 1935 que muestra el movimiento que tuvo Rosario Central en épocas en que la población era menos de la mitad actual. Cuesta poco imaginar lo necesario que es ahora que vuelvan esos y otros servicios para mejorar abruptamente la calidad de vida de todos, vecinos y visitantes.

Saludos

Horarios-Rosario

Abel Eduardo Cossani

DNI 4410505

[email protected]

CABA