El silencio en materia de transporte

Es preocupante el silencio en materia de transporte. Ya sea pasajeros, carga, y en cualquiera de sus modos. El solo hecho de que ,el B Cy L siga con la misma inercia y sin reaccionar ante un mercado cada día más ávido de mercancías cada día mas barata, y no me voy a detener en analizar la huella de carbono de esos productos requisito necesario par la comunidad europea . Y para colmo de males inserto en una ley de actividades comerciales y enfrentados a monstruos de la logistica , que en definitiva con las reglas del estado han hecho mercados. Ese silencio genera para algunos,´la preocupación, que surja de algún rincón o despacho gubernamental la famosa ecuación ingresos / egresos= rentabilidad.Y se determine que algún corredor se lleve la condecoracion de NO RENTABLE. Y de ahi al cierre del corredor quedaria un espacio muy pequeño. Pero si salimos del ámbito estatal, algunos privados con los cuales he consultado por la rémora a invertir y diversificar la carga o ampliarla , la repuesta fue HAY QUE ESPERAR,no hay nada claro. Si el funcionario se maneja con la rentabilidad ,el impasse no es buen consejero. Cada día que se escurre ,es dinero que no se recupera. Urge capacitar personal en el área de comercialización, estadísticas claras y en el campo y no en las computadoras. censo de origen destino, costos de pasajes pasajeros transportados,evitar la fuga de ferroviarios y transportistas con conocimientos, y sobre todo escuchar a personal del área y no directivos intendentes amigos, devenidos en transportistas.Esa mezcla solo atrasa lo que retrasado viene. Producir de nuevo los trenes mixtos y pensar en la red ferroviaria, y la carretera ,equilibrar los gastos de Vialidad Nacional , que la experiencia demostró,ser un presupuesto operativo muy alto y articularlo en forma conjunta. En energia aún no se han expedido sobre la matriz trenes diesel ,eléctricos camiones de antigüedad preocupante, detenidos largas horas en las fronteras. Diría yo que es hora de ir a las cosas.

German hugo Aguirre – [email protected]