Ferrocarriles

Santa Fé – Argentina – 08/03/2020: Tenía razón aquel lector que me llamó la atención sobre el comentario que hice sobre que Menem era el culpable del desastre de los ferrocarriles. Releyendo un poco de historia, he encontrado que la “cosa” viene de antes, pero no como lo sugirió el lector (las automotrices presionaron), sino que la historia fue algo más compleja. Aparentemente, todo comenzó cuando se firmó por parte de Del Carril, con la venia de Frondizi (1958) un pacto con el FMI y con condiciones secretas.

Estas incluían “como la reducción del 15 % de los empleos públicos (con el despido de trabajadores), la paralización total de las obras públicas, la privatización de las empresas estatales, la reducción y venta de los frigoríficos estatales, la clausura masiva de ramales ferroviarios (dentro del marco del Plan Larkin), restricciones en el otorgamiento de créditos, aumento de precios y congelamiento del salario mínimo por dos años, entre otras medidas. Poco después, se concretó la venta de 40 empresas estatales, proceso iniciado durante la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu”.

Respecto de los FF.CC., “el Plan Larkin, llevado a cabo por el gobierno de Frondizi, contemplaba abandonar el 32 % de las vías férreas existentes, el despido de 70.000 empleados ferroviarios, la reducción a chatarra de todas las locomotoras a vapor, el desmantelamiento de 70.000 vagones y 3.000 coches».

Pido disculpas a los lectores, por haber culpado a alguien que… ¿no tuvo nada que ver? Así se ha manejado el país en los últimos siglos.

Lamentable, muy triste.

Fuente: El Litoral