Gigante ferroviario ruso asegura que en 2020 preparará a mujeres maquinistas para trenes bala

Rusia – 14/02/2020: El gigante ferroviario ruso RZD comenzará este verano la preparación de las mujeres maquinistas que trabajarán en los trenes de alta velocidad Sapsan y Lastochka, así como en otros trenes de pasajeros, indicó el diario del gremio Gudók.

En septiembre pasado el primer ejecutivo del gigante ferroviario ruso RZD, Oleg Bieloziórov, reconoció su profundo convencimiento de que pronto habría mujeres conduciendo los Sapsan, esos trenes bala que circulan entre Moscú y San Petersburgo a un promedio de 210 km/h.

«En el verano de 2020 RZD comenzará a capacitar a las mujeres para la profesión de asistente de maquinista», indicó el medio, agregando que con ese objetivo fueron elegidos 12 centros docentes especializados.

La legislación de Rusia permitirá a las graduadas ejercer su profesión solo a partir de 2021, pero, según el subdirector del consorcio ferroviario, Oleg Valinski, ellas «deben practicar primero como ayudantes de maquinista», y ante todo en los trenes de cercanías, por ejemplo, en los que circulan entre Moscú y las urbes más cercanas.

El plazo de preparación de las chicas para esta nueva profesión será de unos 8 meses, para que ya a partir del 1 de enero de 2021 puedan comenzar su labor.

Se estima que existe un gran interés entre las mujeres por trabajar en calidad de maquinistas, hecho que demuestra el caso de Elena Lisenko, mencionado en el artículo, la cual, pese a todas las prohibiciones, ya desde 2018 trabaja como ayudante de maquinista de trenes de cercanías.

Rusia fue de los primeros países en enarbolar la consigna de igualdad de géneros, proclamada tras la revolución bolchevique de 1917 y refrendada constitucionalmente en 1936.

Durante largas décadas las mujeres trabajaron como maquinistas de metro en la Unión Soviética —había incluso brigadas enteras— hasta que esa profesión, hacia principios de los años 80, quedó incluida en la lista de empleos potencialmente nocivos para la salud femenina.

La lista, vigente hoy en día, no prohíbe de forma tajante la presencia de mujeres en ciertos oficios, sino que impone limitaciones y permite a la patronal hacer excepciones, siempre y cuando se garanticen condiciones laborales seguras, certificadas por un peritaje oficial.

En la práctica, pocas empresas se toman la molestia de hacerlo y prefieren cerrar la puerta a las mujeres.

Fuente: Sputnik