San Juan suma al tren en su logística

San Juan – Argentina – 19/11/2019: Cualquier política de reactivación económica debe tener en cuenta los desequilibrios existentes en el sistema de transporte, en particular de cargas, priorizando las inversiones en infraestructura ferroviaria a fin de reactivar los trenes como una herramienta básica para el desarrollo productivo.

La inversión en infraestructura es un pilar fundamental de la competitividad de un país. Las inversiones ferroviarias, viales, portuarias y aeroportuarias son factores estratégicos para competir en el mundo ya que los costos logísticos resultan sumamente relevantes en la ecuación que determina la rentabilidad y, en definitiva, el estímulo de la inversión privada. Las faltas de infraestructura alejan a nuestras economías regionales de los mercados internacionales. En Argentina los costos logísticos alcanzan los US$ 8.500 millones anuales. Tal es el peso de los costos terrestres sobre las economías regionales, que transportar productos en camión hasta el puerto de embarque es más caro que el flete marítimo hasta el puerto de destino.

La Fundación Ideal estima que los costos logísticos que hoy enfrenta un exportador promedio en cada una de las regiones del país para llevar su mercadería al puerto del país de destino, esto es, transporte terrestre desde origen hasta destino o hasta puerto de embarque, que incluye cargas generales con camión granelero o contenedor común y cargas especiales con refrigerados; transporte marítimo desde el puerto de origen hasta el puerto de destino; y otros gastos tales como los de agencia marítima, gastos portuarios, despacho de aduana y seguro. Estos costos representan entre 11% y 60% del valor FOB exportado, dependiendo de la región.

Muy elevado y desigual para una Argentina Federal. La recomposición de los principales ramales productivos como son el Belgrano y el San Martín permitiría a las economías regionales reducir la participación de los costos logísticos en el valor del contenedor exportado, en promedio, dos puntos porcentuales. El Banco Interamericano de Desarrollo sugiere que a partir de 400 kilómetros es aconsejable el uso del ferrocarril.

MEJORAR LA LOGÍSTICA

Desde hace décadas, el sistema de transporte argentino se encuentra concentrado en el traslado de cargas y bienes por carreteras. La utilización masiva del tren en el país abarataría los fletes y tendría un considerable ahorro de combustibles. El desequilibrio es notable, con profundas consecuencias económicas, desde los fletes de los productores hasta el consumidor, pasando por los daños de infraestructura vial, ambientales y sociales.

Uno de los temas o problemas estructurales que dificultan el entorno competitivo de una empresa, y particularmente de las pymes, es el componente de logística. Los altos costos por servicios de fletes y transporte que las empresas argentinas que hoy mantienen por la comercialización de sus productos es un factor determinante de la competitividad, afectando directamente a los costos, redundando en pérdida de esta (tanto en el mercado interno como proyectándose en el comercio internacional) y por lo tanto de eficiencia. Según el Banco Mundial, Argentina se sitúa como uno de los países con mayores costos logísticos.

Los costos por exportar un contenedor expresados en dólares, para el caso argentino es de U$S 1.770 mientras que el promedio mundial se ubica un escalón más abajo, en U$S 1.560. Sudáfrica se asemeja a los costos argentinos, siendo de U$S 1.830 y Brasil supera ampliamente a la muestra seleccionada, ubicándose en U$S 2.323 por contenedor exportado. En línea con este estudio, la Fundación IERAL admite que los costos de logística son más elevados en los países emergentes, siendo entre 2 y 3 veces más altos como porcentaje del PBI, respecto de los principales países competidores de Argentina en productos agropecuarios. Los elevados costos repercuten no sólo en la competitividad de las economías regionales, sino también directamente en los productores agropecuarios, al recibir menores precios por la venta de sus productos primarios. El desafío pasa por lograr una disminución en estos costos.

LA VITIVINICULTURA

Según estimaciones privadas para el sector vitivinícola, el costo de fletes y despachos se ubica entre el 5% y casi el 10% como porcentaje de las ventas, según sea el tamaño de la bodega y si comercialice en el mercado interno o externo. Es decir que de cada 100 pesos que vende una bodega, entre $ 5 y $ 10 pesos se pagan por la logística. Entre los problemas se pueden enunciar: Infraestructura vial: ausencias de doble vía en rutas nacionales y provinciales; altos costos por peajes que encarecen las tarifas de transporte; congestión y tránsito lento en las principales rutas y el ingreso a Buenos Aires.

A su vez hay otros componentes como el caso de la estructura impositiva, que según empresarios del sector de transporte de carga terrestre, ronda el 37% de los costos. Otro es el combustible, el cual ha sufrido grandes incrementos durante el año en curso. Según datos de la Asociación Argentina de Logística Empresaria, mientras que el 93% de la producción argentina se traslada vía terrestre mediante el transporte tradicional de cargas, sólo el 5% se hace por vía férrea. Paradójicamente se estima un ahorro de costos de hasta el 50% para el caso de transporte férreo. En el caso del vino, el despacho de carga vía ferroviaria es más restringido aún. Según datos de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) el vino representa un 1% de las toneladas transportadas.

UÑAC SE SUBE AL TREN

Con la intención de promover el transporte de cargas por ferrocarril y bajar los costos, el Gobierno provincial invirtió a través del Ministerio de Producción y Desarrollo Económico, 17 millones de pesos en volver a hacer funcional la Estación de Trenes de Albardón, desde donde salió hasta hace décadas gran parte de la producción agroindustrial sanjuanina con destino a los puertos argentinos y de allí a la exportación. Ese servicio ya está nuevamente operativo para beneficio de los productores locales, derivando en una reducción en los costos de transporte y una mayor competitividad.

Las obras, ubicada en calles Nacional (Uruguay) y La Laja, Albardón, concluyeron de acuerdo al compromiso que asumió el Gobierno. Se realizó el cambio a nuevo de las instalaciones eléctricas, nivelación del terreno, refuncionalización de sanitarios, reparación de ingresos y egresos del predio, construcción de una garita de seguridad, instalación de portones automáticos y nueva iluminación del predio. Además, se invirtió casi 1 millón de pesos en el transporte logístico de la carga de los contenedores a vagón, lo que reduce el costo final pagado por los empresarios. La empresa Belgrano Cargas y Logística es la encargada de mejorar las vías y todo lo referido al acondicionamiento para facilitar el acceso de las formaciones de trenes. El tren desde Albardón ya sacó 252 vagones con vinos y cal en 5 meses y la estación se renovó completamente y ahora se avanza para instalar un depósito fiscal con aduana.

Hacia Buenos Aires y Rosario ya han salido n 5 meses más de 200 contenedores con vinos y 960 toneladas de carbonatos de calcio y cal para construcción, en bolsas. En total, son 138 los vagones con cargas de la producción sanjuanina que han aprovechado en estos meses las mejoras, luego de 13 años donde los envíos se limitaron solamente a esporádicas cargas de piedras no metalíferas a granel. En el acto de inauguración de las obras, presidido por el gobernador Uñac, el directivo de Belgrano Cargas, Darío Herrera dijo que ‘nosotros somos una herramienta para que los empresarios suban su carga al ferrocarril y reduzcan sus costos de traslado‘.

Uñac destacó el trabajo articulado llevado adelante: ‘Los argentinos estamos acostumbrados a trabajar individualmente. Pero creemos que si lo hacemos en conjunto los resultados son mejores y la respuesta más rápida. Y lo vemos plasmado en el resultado del envío de cargas desde esta estación, con una fuerte inversión que hizo más operativos los fletes desde el interior hacia los centros de consumo, con un beneficio enorme para el sector productivo. Para quienes estamos en el interior del país sería conveniente que el 90 por ciento de las cargas salgan por tren y el resto por carretera por un tema de costos y rentabilidad’’, señaló el gobernador.

Por: Hugo Carmona Torres

Fuente: Diario de Cuyo