Se cuadruplicó el uso del Tren Universitario en la Ciudad

“VIAJO CUATRO VECES POR SEMANA, VENGO EN TREN DESDE CAPITAL Y EN LA PLATA HAGO LA COMBINACIÓN A LA FACULTAD DE MEDICINA, EL SERVICIO ES MUY BUENO, PERO ADEMÁS MUY ECONÓMICO” DIANA DE CAPITAL FEDERAL

Buenos Aires – Argentina – 10/10/2019: En el último año se cuadruplicó el número de pasajeros que utiliza el Tren Universitario y ya no se trata solo de alumnos de alguna de las 13 facultades que conecta la formación, sino también de trabajadores, jubilados o gente que va al Hospital General San Martín, quienes de esa manera viajan por $3, casi la séptima parte de lo que cuesta viajar en micro.

El boleto sale $3, casi 7 veces menos que el ticket mínimo del micro de línea local – A los estudiantes de 13 facultades se sumaron trabajadores, jubilados y pacientes del Hospital San Martín

Si bien la cantidad de usuarios varía según los meses, el crecimiento de pasajeros en el último año es impactante, según informó el ministerio de Transporte nacional. Por caso, mientras en enero de 2018, viajaban 1896, en el mismo mes de este año la formación trasladó a 8168.

También es contundente el dato que compara abril de 2018, con 5452 pasajeros y abril de este año, en el que viajaron, 41.425.

“CADA VEZ QUE TENGO TRABAJOS EN EL CENTRO DE LA PLATA USO EL TREN UNIVERSITARIO PORQUE ES MUCHO MAS BARATO Y CÓMODO QUE LOS MICROS DE LÍNEA” FERNANDO DE BARRIO MONDONGO

El Tren Universitario es un medio de transporte económico y rápido, en sólo 20 minutos realiza un recorrido de 4,6 kilómetros, desde la Estación de Trenes de La Plata – 1 y 44 – hasta el Policlínico General San Martín – 1 y 71 -. Y los resultados están a la vista, en 2018 lo utilizaron 57.883 pasajeros y en lo que va de este año, unos 234.335 usuarios.

César, un obrero de barrio Mondongo, no duda en reconocer que cuando le sale alguna changa en el centro se maneja con ese tren porque es mucho el dinero que se ahorra. “Se viaja muy bien, sale a horario y es económico”, resumió desde un cómodo asiento tapizado en pana azul.

VAGONES REPLETOS EN CADA VIAJE DEL TREN UNIVERSITARIO/GONZALO MAINOLDI

Los usuarios del servicio destacaron que es puntual, confortable, siempre está limpio y no se registraron incidentes como puede haber pasado en otras formaciones.

Jóvenes con sus apuntes, otros que chequean sus teléfonos celulares, madres con sus pequeños hijos en edad escolar, jubilados y trabajadores, completan la postal de un servicio prolijo, en el que no se observan papeles tirados, restos de comida o daños en sus instalaciones.

El recorrido cuenta con 5 paradas intermedias ubicadas en torno a las facultades, pero también permite apreciar el corazón del Bosque. Eucaliptos, plátanos, ombúes, helechos, flores salvajes y, hasta alguna gallina que se puede cruzar de manera imprevista en cercanías de la parada de Arquitectura, ofrecen un recreo para los que no están obligados a leer apuntes, ni sienten la compulsión a mantener la vista en el teléfono celular.

“Yo vengo desde City Bell y lo tomó siempre para ir a la zona de 1 y 71, el tren con esta combinación me permite ahorrar como $70 por viaje, pero además se disfruta, casi siempre viajo sentado y el ambiente es de gente tranquila”, dijo Ricardo, un usuario regular del servicio.

Desde la Estación de Trenes, las paradas son: Facultad de Arquitectura, en 47 y 117; Facultad de Informática, en 50 y 120; Facultad de Medicina, en 60 y 120; Facultad de Periodismo, en 63 y diagonal 113 y Policlínico General San Martín, en 1 y 71.

Algunas de las paradas, como por ejemplo la de Medicina o la de Periodismo son las mas populosas, pero en todas se registra ascenso y descenso de pasajeros.

El tren aminora sensiblemente su marcha en diagonal 80, calle 52, 60, 64, 66, diagonal 73 y calle 1; ante su paso los banderilleros frenan el tránsito, pero también hay semáforos sonoros que indican la proximidad de la formación.

De todas maneras se indicó que no son pocas las veces en las que se observa la negligencia de automovilistas, ciclistas o peatones que realizan maniobras con el tren a pocos metros.

El único reparo que realizaron los usuarios del Tren Universitario fue su frecuencia, ya que usualmente sale cada hora y veinte. Por eso es habitual que en cada viaje se traslade poco mas de un centenar de persona y algunos pasajeros deban viajar de pie.

“Este es un verdadero adelanto, ojalá llegara a la zona de Meridiano V, es un medio popular y se viaja muy bien, sólo sugeriría que aumenten las frecuencias”, opinó Catalina, estudiante de Medicina.

Fuente: El Día