Semáforos colgantes para evitar choques en el puente del tren

Señales de alerta para los camioneros.

Río Negro – Argentina – 29/11/2019: En las últimas 48 horas, hay dos semáforos colgantes en el puente ferroviario que se anticipan a la probabilidad de un nuevo choque. Con luces led, bien brillantes, que se ven a una distancia de aproximadamente 300 metros, el Municipio procura así que los camioneros no pasen más por ahí si sobrepasan la altura. Están colocados sobre la Ruta 151, en la zona de la rotonda.

La novedad la dio a conocer ayer el secretario municipal de Fiscalización y Servicios Públicos, Aldo Mildemberg, quien agregó: “Hicimos lo que nadie hizo en muchos años para que el puente no sufra más contratiempos”.

En efecto, en el último tiempo, la crónica ferroviaria más habitual denuncia la suspensión del servicio por culpa de un camión que choca contra ese puente. Pantaleón Huanque, del gremio La Fraternidad, contó que el 10% de las demoras del tren fueron provocadas por esta situación. Incluso, varias veces, la formación tuvo que salir de servicio hasta que fueron reacomodadas las vías del ferrocarril.

La altura máxima del puente ferroviario es de cuatro metros, y si no se respeta es por exclusiva responsabilidad de los camioneros que exceden esa medición.

Mildemberg precisó que hay un semáforo de cada lado del puente y que funciona de manera intermitente, durante las 24 horas. «Se lo ve a 300 metros», agregó.

Por lo tanto, si aún con esta medida de seguridad implementada, siguen pasando, el funcionario municipal anticipó que va a proponer que se le retire la licencia al camionero que se quede atascado en el puente. “Ya no hay más nada que hacer, quien se trague el puente, no debería seguir conduciendo”, consideró Mildemberg.

Huanque celebró la medida porque hace tiempo que pedían «la cartelería necesaria para anticiparse al puente, es importante para que no sigamos teniendo problemas con el puente».

Desperfectos mecánicos

Desde La Fraternidad se informó que los otros inconvenientes en el servicio del tren, y que representan el 90%, son roturas o desperfectos en la mecánica.

«El gobierno nacional no le dio importancia y tuvimos muchos problemas para conseguir los repuestos, tanto que a veces tenemos que desarmar una formación para armar la otra. Siempre fue así en estos 4 años. Pero esta gestión ya se va, veremos qué pasa y cómo se acomoda todo después del 10 de diciembre. Esperemos que el servicio se extienda y podamos traer más vagones», cerró Huanque.

Fuente: La Mañana de Cipolletti