Tren Rosario-Retiro: con más tickets pero un servicio que aún es deficiente

Santa Fé – Argentina – 08/10/2019: La demanda aumentó, aunque no necesariamente por ofrecer un servicio de calidad sino por necesidad. El sistema ferroviario -indicaron- mejoró en comparación con otras ciudades, pero sigue siendo deficiente y necesita disminuir tiempos y aumentar frecuencias.

Desde su inauguración formal en 2015, la estación de trenes Rosario Sur sigue siendo una promesa. Fue el gobierno anterior el que realizó la obra faraónica en la zona sur de Rosario, pero no logró que el servicio Rosario-Retiro sea eficiente. Luego, asumió el actual gobierno de Mauricio Macri con la promesa de mejorar los trenes en todo el país, pero tampoco pudo cumplir.

La hermosa estación que se ubica en calle San Martín 6.230 es una bella cáscara vacía. Posee todo el potencial para ser una estrella, pero sigue esperando que se ocupen de ella. Los baños están clausurados, la escalera mecánica no funciona, la luminosidad es escasa, el bar es deficiente, tiene dos vías para dos servicios diferentes, pero se planificó para uno con lo cual se armó una suerte de techado agarrado con alambres para darle un cierre.

Ir a la estación de Retiro desde Rosario cuesta $ 300 en primera y $360 en pulman. El viaje tarda 6 horas y media. El tren tiene frecuencia todos los días, pero un solo turno: salida a Buenos Aires a la 1 de la mañana, llegada a las 7 y media; y el regreso: sale de Retiro a las 5 y media de la tarde y llega a la estación local a las 12 de la noche.

Pese a todas las calamidades, la venta de pasajes para el tren Rosario-Retiro subió 77% en agosto respecto del mismo mes del año anterior, según informó la empresa estatal. En lo que va del año, sólo marzo registró un alza interanual mayor en cuanto a la demanda local.

Más allá de que el tiempo de viaje no logra equiparar al de los micros de larga distancia, la diferencia de precios sigue favoreciendo a la conexión que provee Trenes Argentinos. En 2018 hubo 10.487 pasajeros, mientras que el total del mes pasado fue de 18.622 personas.

Mejoró, pero no alcanza

Para Carlos Fernández Priotti de la Asociación Amigos del Riel, “las vías están mucho mejor que antes y permitirían aumentar la velocidad para mejorar el servicio a un nivel que supere a los colectivos e, inclusive, poder llegar a competir con los aviones”, dice a Mirador Provincial.

Priotti cree que el servicio de trenes Rosario-Retiro podría realizarse en un lapso de 3 horas, con los cual se mejoraría “enormemente” el servicio y la competencia ya no serían los colectivos de larga distancia, sino “los aviones”, porque “uno podría ir a Buenos Aires mucho más rápido y sin realizar todas las burocracias que implica salir desde un aeropuerto”.

Según datos del gobierno nacional, se estima que casi 5 millones de personas viajan ida y vuelta a Buenos Aires desde Rosario y unas 300 lo hacen en tren. “Claramente no es una cifra significativa cuando uno hace el balance, pese a que aumentó la venta de tickets en los trenes por un contexto de economía en crisis que obliga a muchas personas a tomar el tren por necesidad”, apunta el referente de Amigos del Riel.

La estación Rosario Sur está “paralizada”. El servicio del tren, hoy en día, “no es competente”. Por un lado se hizo una gran inversión que prometía ser de lujo, pero después nos dimos cuenta que el proyecto es deficiente porque se contempló usar solamente una vía y hay dos, además ahora hay baños clausurados, un bar que no funciona, no tiene mantenimiento, entre otras cuestiones”, afirma Priotti.

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich estuvo en Rosario anunciando la inauguración de obras para el personal que trabaja en los servicios de trenes en la estación Rosario Norte. Si bien en la estación Rosario Sur hay escala de los trenes que viajan a Córdoba y Tucumán, la terminal Norte no posee frecuencias diarias (como Rosario-Retiro), sino que las tiene de forma semanal, con lo cual el movimiento allí es aún menor, pero al estar ubicada geográficamente en un espacio más céntrico su mantenimiento es razonable.

Sin embargo, Fernández Priotti expresa que “está bien mantenida, las nuevas obras para el personal son importantes, pero le sigue faltando vida, porque el bar no funciona, porque tener pocas frecuencias la aísla del movimiento de las personas de manera cotidiana y eso le quita espíritu”.

En conclusión, para el exponente de la Asociación de Amigos del Riel, el tren Rosario-Retiro “debería funcionar a 80, 90 kilómetros por hora”, y no a 47 como lo hace actualmente, por el “buen estado que tienen las vías” y para competir “eficientemente” con los aviones. “Hay muy buena infraestructura, pero está muy desaprovechada, por eso también hay bajas frecuencias; yo creo que en Rosario estamos mejor que en el resto de las ciudades del interior en materia ferroviaria, pero no quiere decir que estemos bien, porque falta mucho”, cerró.

Fuente: Mirador Provincial