miércoles, octubre 5, 2022
InicioNoticiasNacionales¿Por qué no frenó el trágico tren de Buenos Aires?

¿Por qué no frenó el trágico tren de Buenos Aires?

 

El Gobierno y la firma concesionaria del servicio investigan las causas del choque. La formación habría ingresado a más de 20 kilómetros por hora, pero no se detuvo. El accidente dejó 50 muertos y 676 heridos.

Apenas ocurrida la tragedia, la empresa TBA señaló que «por motivos aún no establecidos», el tren «no logró detener su marcha y colisionó con los sistemas de paragolpes de contención de la estación».

«Trenes de Buenos Aires S.A. está realizando todas las tareas de investigación del siniestro para lograr el pronto esclarecimiento del hecho», indicaba el escrito. El comunicado agregó que la empresa está «colaborando con la información necesaria de este accidente con todos los organismos de control y entregando a la Justicia Federal los videos pertenecientes a la formación ferroviaria involucrada».

En la escueta comunicación la empresa aprovechaba en enviar sus «condolencias a los familiares de los pasajeros fallecidos» y agregaba que «se mantiene muy preocupada por el estado de salud de todas las personas lesionadas».

En tanto, comunica que el servicio de la Línea Sarmiento se está «prestando en toda su extensión, entre las estaciones Once y Moreno».

La investigación judicial

El juez federal Claudio Bonadío quedó a cargo del expediente que indagará las causas que provocaron el accidente en la estación Once de trenes, ubicada en la capital argentina.

Según informó el canal local de noticias C5N, como primeras medidas, el magistrado ordenó allanamientos simultáneos en Morón, Castelar, Retiro y en Plaza Miserere.

Las fuentes judiciales indicaron que se ordenó buscar documentación, cámaras, registros, archivos laborales y datos técnicos vinculados con el ferrocarril que se accidentó durante la mañana del miércoles.

El vocero de la Policía Federal, Fernando Sostre, informó que los peritos de la fuerza realizaron «mediciones» relacionadas con la investigación judicial en la formación ferroviaria siniestrada.

«El segundo vagón se metió siete metros en el primero. Las víctimas fatales viajaban en esos dos vagones. Los bomberos tuvieron que entrar por los techos para las tareas de rescate», precisó Sostre.

Por otro lado, el vocero policial señaló que la mayoría de las 50 víctimas fatales «no tenía documentos de identidad», lo que está demorando su identificación. «Los peritos están tomando las huellas dactilares, eso lleva un tiempo», explicó en diálogo con Radio 10 de la Argentina.

El testimonio del motorman

Antonio Córdoba, de 28 años, era el conductor del tren 7772 que a las 8:33 impactó contra el paragolpes de la estación de Once, provocando una de las mayores tragedias en la historia ferroviaria argentina.

Córdoba fue retirado de la cabina minutos después de las 9, luego de un arduo trabajo de rescate, ya que se encontraba atrapado entre los hierros retorcidos. El maquinista se encuentra en terapia intensiva, informó el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi.

El testimonio del conductor de la formación será clave para develar las causas del accidente. Pero también existen otros elementos que ya están en manos del juez Claudio Bonadío, que tiene a su cargo la investigación.

Según pudo saber Infobae.com, el primer dato importante será el de la caja negra que tienen todas las formaciones, y que registran, tal como ocurre con los aviones, todo lo que técnicamente sucede en las máquinas. A través de su análisis, la Justicia podrá determinar si existieron fallas mecánicas que desencadenaron la tragedia.

Otro de los elementos fundamentales en la investigación será la grabación que existe de toda la comunicación, si la hubo, entre el motorman y la oficina de comunicaciones del Sarmiento.

Allí se podrá determinar si el conductor de la locomotora se comunicó previamente para advertir de la existencia de fallas en la máquina.

Según explicaron fuentes gremiales, el tren de la línea Sarmiento que chocó en Once había salido de los talleres el miércoles, luego de 10 días de trabajos de mantenimiento.

Las palabras del ministro de Transporte

El titular de la cartera, Juan Pablo Schiavi, informó que «todos los trenes tiene un GPS que detalla la velocidad del tren y a 20 metros del tope estaba a 20 kilómetros por hora y se han aportado todos los datos a la Justicia».

Schiavi detalló que «el conductor del tren se encuentra en terapia intensiva y con una foja de servicios impecable». El funcionario remarcó que «el servicio Once-Moreno tiene 320 frecuencias diarias y que en horas pico pasa un tren cada 8 minutos».

Schiavi, estimó que en el tren viajaban entre 1.200 y 1.300 personas, a la vez que remarcó que el conductor tomó su primer servicio minutos antes en la estación Castelar.

Schiavi expresó sus condolencias y agradeció a los socorristas que participaron en las tareas de asistencia. El secretario de Transportes prometió llevar a cabo una «profunda investigación» sobre las causas del accidente del tren de la empresa TBA en la estación Once, que costó la vida a 50 personas.

«Tenemos datos objetivos que nos va a llevar a saber en poco tiempo cuál es la verdad», prometió Schiavi al hablar frente a las cámaras de televisión en el quinto piso del Palacio de Hacienda.

El funcionario informó que entre «las victimas hay más mujeres que varones y hay mucha gente joven», en tanto calificó al fatal suceso como «una tragedia horrible».

«Queremos ver si es un accidente y si fue un accidente queremos ver la responsabilidad, por lo que significa para el sistema ferroviario, donde se ha invertido muchísima plata en los últimos años», añadió.

El funcionario explicó que, de acuerdo con el equipo GPS instalado en la formación, a 10 cuadras de la terminal, la formación pasó de 47 a 39 kilómetros por hora, a 300 metros de la paragolpes iba a 27, al entrar al andén iba a 26 y a 40 metros estaba a 20 kilómetros por hora. «Eran velocidades habituales. Ahí está la parte de incógnita y de responsabilidad. No sabemos que pasó, porque el conductor estaba en su lugar de trabajo y el tren no paró», añadió.

Schiavi prometió hacer «un auditaje muy profundo de esa formación» que lleva la identificación 7772 del tren chapa 16. El funcionario consideró, además, al analizar un posible factor cansancio de parte del conductor, detalló que «es una persona muy joven que asumió el trabajo minutos antes en la estación Castelar» y que tiene una buena foja de servicios.

El secretario de Transporte explicó que los vagones del Sarmiento están preparados para llevar 250 personas cada uno, pero que «los dos primeros estaban abarrotados de gente y tenía mucha más carga», como producto de la costumbre del público de tratar de salir primero de los andenes.

El funcionario dijo que «el tren estaría llevando entre 1.200 y 1.500 personas». Federico Delgado también detalló los lugares donde fueron atendidos los 461 heridos de la tragedia.

La versión del gremio ferroviario

Representantes de distintos gremios ferroviarios culparon a la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) y al Gobierno por la falta de mantenimiento y de inversiones en las formaciones, luego de que se produjo el choque del tren en la terminal de Once.

En ese sentido, además de cuestionar a TBA, apuntaron contra la Secretaría de Transporte, que encabeza Juan Pablo Schiavi, y la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

El titular del Sindicato de Maquinistas La Fraternidad, Omar Maturano, atribuyó el accidente ferroviario en la estación Once a «la falta de mantenimiento» de las formaciones y «de inversiones que debe hacer el Estado».

Maturano pidió que el gremio pueda participar del peritaje que realizará  el juez Claudio Bonadío, a cargo de la investigación del siniestro.

«La falta de mantenimiento se da en todos los ramales, en algunos más y en otros, menos; la falta de inversión es un hecho, no se puede levantar de un día para el otro, aunque haya esfuerzo del Gobierno. Las inversiones las debe hacer el Estado, la emergencia que puso el ex presidente Duhalde sigue estando y la falta de inversión es una constante», remarcó el sindicalista.

El titular de La Fraternidad ya había cuestionado la falta de mantenimiento de TBA y de inversiones para cambiar las formaciones en varias ocasiones, la última de ellas en septiembre pasado, cuando se produjo el choque de un tren y de un colectivo de la Línea 92 en la estación Flores.

Asimismo, Maturano indicó que en el peritaje tratarán que «los técnicos de La Fraternidad ayuden a sus colegas de la CNRT para sacar conclusiones de ambas partes, sin deslindar responsabilidades».

 

(Infobae.com – 23/02/2012)

RELATED ARTICLES

MAS POPULAR