jueves, febrero 2, 2023
InicioNoticiasNacionalesMacri suspendió el traspaso del subterráneo y el Gobierno acudirá a la...

Macri suspendió el traspaso del subterráneo y el Gobierno acudirá a la Justicia

 

Las seis líneas del subte y el Premetro vuelven a ser potestad de la Nación, luego de que el jefe de Gobierno porteño rechazara la transferencia a su jurisdicción y el Ejecutivo anunciara que llevará el tema hasta la Corte Suprema para que la administración capitalina asuma el servicio.

 

En medio de un nuevo cruce entre ambos sectores políticos, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, anunció ayer la suspensión de la negociación por el traspaso del subte luego de que la ministra de Seguridad nacional, Nilda Garré, ratificara a partir de hoy el retiro de la Policía Federal de la cobertura de ese servicio de transporte.

«Como venimos hasta acá no se puede seguir», recalcó Macri en una conferencia de prensa realizada en la sede de la administración porteña en Bolívar 1, donde se mostró junto a su Gabinete en pleno y a legisladores porteños y nacionales del PRO.

El vicepresidente Amado Boudou; el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; y los ministros del Interior, Florencio Randazzo; y de Planificación Federal, Julio De Vido, acusaron a Macri de no querer hacerse cargo de la responsabilidad que -dijeron- le corresponde.

Además, De Vido advirtió que «de ser necesario» el Ejecutivo acudirá al máximo tribunal para evitar la «absoluta falta de seguridad jurídica que pretende implantar el gobierno porteño sobre un acuerdo que ya se firmó».

«De ninguna manera vamos a recibir un servicio que es propio de su jurisdicción. Más de diez gobernadores me han llamado y van a salir a cuestionar muy duramente esta absoluta falta de seguridad jurídica que pretende implantar el gobierno porteño sobre un acuerdo que se firmó. Está operativo y no hay forma de bajarlo por parte de ninguno de los dos. Sólo la Justicia puede», sostuvo el ministro de Planificación Federal de la Nación, Julio De Vido, en diálogo con C5N.

Por la noche, los mandatarios de Tucumán, Chaco, Jujuy y Neuquén expresaron sus opiniones y cuestionaron al jefe de Gobierno porteño de dar marcha atrás con la posesión del subte.

Frente a este contexto, se suma el paro lanzado para hoy por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en el subte debido al retiro de los efectivos policiales aunque sin contar con el respaldo total del otro gremio con injerencia en los trabajadores de ese sector representado por los «metrodelegados».

En la conferencia de prensa, el mandatario porteño cuestionó las «decisiones unilaterales» de la Nación y se refirió particularmente al retiro del personal de la Policía Federal de las estaciones del subte, pero también habló de un muy mal estado del material rodante y la infraestructura del servicio.

«No contenta de haber retirado (a los efectivos) de los hospitales y de las escuelas lo hizo con el subte», señaló Macri en alusión a Garré, y agregó: «No puedo mentir y no puedo ser cómplice, por eso he decidido suspender el traspaso del  subterráneo».

Luego de haber iniciado la negociación y aumentado la tarifa en un 127 por ciento, el jefe de Gobierno dijo que ahora esa cuestión volvió a manos del Estado, al tiempo que afirmó que el servicio de subte «nunca dejó de pertenecer a la Nación», sino que estaban «en una negociación de 90 días».

Macri evocó la situación del sistema ferroviario, puesta en tela de juicio tras el accidente en Once, y señaló que el servicio de subterráneos «ha sufrido el mismo proceso de desinversión en los últimos 10 años».

«Hay equipo obsoleto que tiene que ser renovado. En la línea A hay coches que tienen más de 90 años», señaló el mandatario porteño, y agregó: «No voy a poner en peligro a los usuarios por falta de seguridad e inversión».

Macri subrayó que espera «un cambio de actitud, que exista buena fe» por parte dela Nacióny solicitó a la presidente Cristina Kirchner «una reunión sin flashes, sin cámaras, con un equipo organizado para trabajar en el traspaso y solucionar este y todos los problemas» en los quela Ciudadpueda «colaborar».

Tras la conferencia de Macri, el vicepresidente Amado Boudou cuestionó la decisión de la administración porteña y anunció que el Gobierno nacional llevará el conflicto por el traspaso del subte a la Justicia.

En esta línea, sostuvo que «el sector más rico de la República Argentina no quiere hacerse cargo de sus responsabilidades».

Por su parte, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, también salió a cruzar al mandatario capitalino: «Realmente no lo entendemos, no podemos creerlo, no sólo que se hicieron cargo (del subte), sino que aumentaron las tarifas. ¿No sabían lo que estaban haciendo? ¿No conocían la Ciudad de Buenos Aires?».

«Si hubiéramos dicho lo mismo en 2003, si hubiéramos dicho que no nos íbamos a hacer cargo de los problemas no nos presentábamos a elecciones», agregó Abal Medina, tiempo que sostuvo que «no es momento para marketing, sino para solucionar los problemas».

En tanto, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, sostuvo que cuando el Gobierno porteño aumentó las tarifas del subte «aceptó de hecho el traspaso del servicio».

Por su parte, el presidente de la Cámarade Diputados, Julián  Domínguez, aseguró que frente a la tragedia de Once «Macri muestra un oportunismo político que sólo busca obtener ventajas mezquinas».

La escalada verbal continuó por la noche, cuando Macri le respondió a Boudou al afirmar que su gobierno irá «tranquilo» ante la Justicia si tiene que hacerlo porque su decisión de rechazar el subte «defiende a la gente».

También le apuntó a Randazzo: «Le diría que tiene que leer un poco más los contratos y no ser tan ignorante. Nosotros aumentamos la tarifa porquela Naciónredujo el subsidio que aportaba al servicio».

A fines de 2011, el Gobierno porteño y la Nación habían acordado traspasar el servicio de subterráneos y el Premetro al ámbito de la Ciudad con la mitad de los subsidios que la Casa Rosada destinaba a ese transporte.

La administración de Macri, por su parte, se comprometió a fiscalizar durante 90 días el funcionamiento del servicio y acordó con la Nación que ese sería el plazo para definir todas las cuestiones administrativas para concretar el traspaso.

No obstante, el 14 de febrero último puso en duda que la transferencia se concretara debido al anuncio de Garré de retirar a la Policía Federal de las estaciones de subte, anuncio que se reiteró ayer, y profundizó el conflicto.

(Infobae.com – 01/03/2012)

RELATED ARTICLES

MAS POPULAR