jueves, febrero 2, 2023
InicioNoticiasNacionalesPlan quinquenal para el transporte

Plan quinquenal para el transporte

 

Se dará un gran impulso al Ferrocarril Belgrano Cargas y se establecerán cinco hubs logísticos, uno de ellos en Bahía Blanca, con terminales intermodales de carga.

Bahía Blanca.- En la secretaría de Transportes de la Nación se encuentran concluidas las denominadas Bases para el Plan Quinquenal del Transporte Argentino 2012-2016.

En tal sentido, se entiende que la eficiencia en el transporte de bienes, el desarrollo económico, la reducción de tiempos y costos, la ocupación e integración territorial y el impulso a las economías regionales son los objetivos planteados, no sin dejar de mencionar la necesidad de mejorar las condiciones de seguridad y el cuidado del medio ambiente.

Esas bases serían las que reglarán todos los proyectos y programas vinculados con la materia.

En el trabajo, se admite la falta de planificación, al destacar que, con este plan, se retoma el hilo conductor para el transporte contenido en el capítulo XXIII del II Plan Quinquenal para los años 1952/1957.

De hecho, la carátula del trabajo abre con una cita de Perón de 1951, en ocasión de presentar aquel plan.

A lo que secretaría aspira es a producir un debate que permita ordenar, primero, y priorizar, después, las distintas propuestas que, desde los sectores público y privado, han surgido, para darles continuidad y asegurar su realización.

Para ello, confluirían en el Consejo Federal del Transporte las dependencias provinciales y municipales con injerencia en el área.

Entre las referencias que brinda el trabajo, se consigna la necesidad de contar con un sistema adecuado para movilizar 160 millones de toneladas de granos, en 2021.

Las bases cuentan con cinco ejes estratégicos: el desarrollo productivo, la modernización del transporte, el fortalecimiento institucional del sector transporte, la gestión de los recursos económicos y financieros, y la integración territorial y modal.

«Acompañar el desarrollo económico supone medidas concretas para el fortalecimiento y modernización del sistema que aseguren condiciones apropiadas de producción y comercialización, en términos de operatoria, tiempos, costos y accesibilidad», destaca el informe.

Dentro del esquema de modernización del sistema, un párrafo se refiere al «autoabastecimiento» de materiales y equipos en general.

En particular, se menciona el mejoramiento de los ferrocarriles y la recuperación de los astilleros, pero también la necesidad de «incentivos a la producción» de automotores y aeronaves.

En lo que hace al fortalecimiento y reposicionamiento del sector, las bases hablan de acciones que lo jerarquicen, con la creación de «instancias de gestión y coordinación multijurisdiccionales», como las Autoridades de Transporte Metropolitanas y el Consejo Federal del Transporte, entre otras.

En el mismo sentido, y con el objeto de contar con profesionales idóneos, se evalúa la creación de la Universidad Nacional de Transporte de la Argentina (UNTA).

Asimismo, para garantizar las inversiones necesarias, admiten que se gestionará financiamiento internacional con países, organismos multilaterales de crédito y bancos, al tiempo que se buscará «estimular y direccionar inversiones privadas, generando un juego virtuoso de complementación entre el sector público y privado».

Los ferrocarriles

En cuanto a la integración regional y modal, se habla de la reestructuración de servicios «olvidados», como el ferrocarril Belgrano, y el impulso de nuevas conexiones, como la «línea férrea esbozada para el paso fronterizo con Chile».

«La integración supone potenciar la complementariedad entre los distintos modos, la adecuación de instalaciones como playas de transferencia de cargas y centros de transbordo para articular servicios en lugares estratégicos», manifiesta.

Entre las prioridades esbozadas, se subraya la «refuncionalización del sistema ferroviario nacional» de cargas, activando proyectos de inversión en todas las líneas troncales, concesionadas o no. Se destaca la necesidad de revisar y adecuar los contratos de los concesionarios.

El plan prevé un sistema de cargas más funcional. En ese sentido, apunta a ejecutar la red primaria del Belgrano Cargas con la renovación parcial del corredor Embarcación-Joaquín V. González-Avia Terai-Barranqueras-Tostado-Santa Fe-Rosario, el Circunvalar Rosario, y los ramales C13 y C14 entre Salta y Chile.

Luego, el Corredor Bioceánico Norte, que incluye el tramo Resistencia-Corrientes y el paso norte al Pacífico.

A la vez, se contempla la extensión de la red Choele Choel-San Antonio Oeste (permitiendo de esa manera el acceso al puerto San Antonio Este, Puerto Madryn y Trelew); la construcción del ferrocarril Trasandino del Sur (Zapala-Las Lajas-Mallín Chileno); el corredor de Circunvalación de la región metropolitana de la provincia de Buenos Aires (Zárate-Campana-Luján-La Plata), y el Corredor Bioceánico Aconcagua, con el túnel bioceánico central.

Por automotor

Respecto del transporte automotor, se renuevan los votos por el crédito para la renovación de la flota, así como se prevé el establecimiento de precios sostén para la carga, con el debido control.

Sin priorizar ningún proyecto vial en particular, apenas se menciona el objetivo de completar la red vial tendiendo a la expansión de la red de autovías que contribuyan a la seguridad en las rutas.

Se reconoce la necesidad de establecer precios sostén para la carga y un debido control de cargas máximas permitidas a los camiones.

Puertos y vías navegables

Para garantizar la operatividad portuaria durante todo el año, en condiciones de seguridad para los buques, y para acompañar con el transporte fluvial el crecimiento de las cargas, se sostendrá la política pública respecto de la hidrovía Paraná-Paraguay.

Se trata de «un eje clave para lograr el desarrollo e integración de las economías regionales».

Respecto de la Hidrovía, lo que se dice es una confirmación de lo hecho hasta ahora: mantenimiento de las condiciones operativas, profundización del sistema de navegación troncal Santa Fe al océano y proyectos de dragado e instrumentación de nuevas tecnologías para potenciar la navegabilidad (balizamiento, áreas de espera para la máxima utilización de los puertos del Litoral y marítimos).

Hay una manifestación concreta respecto del río Uruguay, para acondicionarlo y transformarlo en hidrovía, con dragado, balizamiento, señalización, con un modelo equivalente al de la Hidrovía Paraná-Paraguay.

En materia de puertos, hay un fuerte compromiso con la ampliación y refuncionalización del puerto Buenos Aires, despejando dudas respecto de algún posible plan oficial de trasladarlo.

El puerto de Bahía Blanca, objeto de numerosas ampliaciones e inversiones (entre otras, los muelles de Louis Dreyfus, de Vale do Río Doce y la futura estación regasificadora) continúa en los planes de potenciación.

En Santa Fe, en tanto, se apuesta por su reconversión, mientras que para los puertos fluviales de Villa Constitución, San Nicolás y San Pedro se manifestó la intención de trabajar en sus canales de acceso.

Más al sur, el plan pretende la adecuación de todos los puertos y la puesta en funcionamiento del puerto de San Antonio Oeste, al tiempo que, para el puerto de Mar del Plata, se insiste con el proyecto de contar con la primera terminal de cruceros de la provincia de Buenos Aires.

Intermodalismo

Tal vez la mayor innovación tiene que ver con la creación de los hubs logístico-regionales.

Hasta ahora, a nivel políticas, este concepto era raro de escuchar en el ámbito nacional, no así en el plano provincial e, incluso, municipal.

El intermodalismo se coló en el discurso, así como las zonas de actividades logísticas «donde confluyen los servicios de transporte de carga por ferrocarril y/o automotor y/o marítimo y/o aéreo, con operación de puertos húmedos y secos, y aduanas, que concentran las operaciones de carga en un punto, permitiendo la complementariedad de los modos de transporte de manera de potenciar las ventajas comparativas de cada uno, disminuyendo los costos totales y los impactos negativos, pudiendo transformarse en polos de desarrollo regional».

Los hubs logísticos son a la carga lo que los centros de transbordo intermodal a los pasajeros, explica el trabajo.

Son seis los proyectos de hubs : Barranqueras (Chaco), Cevil Pozo (Tucumán), Güemes (Salta), Bahía Blanca (Buenos Aires), San Antonio Oeste (Río Negro), y Concepción del Uruguay (Entre Ríos).

 

(La Nueva Provincia – 01/03/2012)

RELATED ARTICLES

MAS POPULAR