jueves, diciembre 1, 2022
InicioNoticiasNacionalesPrimera locomotora nacional en 40 años

Primera locomotora nacional en 40 años

 

 

Es una locomotora pesada destinada al transporte de convoyes de carga como los que cruzan el este de nuestra provincia. La fábrica es la misma que hizo el coche motor que llega hasta la localidad de Realicó.

A fines de marzo se presentó en la ciudad de Córdoba la primera locomotora fabricada en el país en 40 años. Fue construida por la empresa Materfer en asociación con una compañía norteamericana e integra un lote de cuatro unidades que encargó el Estado argentino. Materfer es la misma empresa que fabricó el tren de media distancia que hace la línea Bragado – Lincoln – Realicó.

La reactivación del servicio ferroviario argentino es un hecho concreto aún cuando su avance no es uniforme. En algunas regiones o provincias, se ha logrado poner en marcha tantos los trenes de carga como los de pasajeros. En otras, esta primavera aún no ha llegado o lo ha hecho en forma muy incipiente.

Producto de esta lenta pero sostenida recuperación de las vías es la necesidad de contar con material nuevo y adaptado a las necesidades del país. En este contexto se inscribe la fabricación de una locomotora pensada, diseñada y construida para el transporte de carga, una unidad tractora con capacidad para arrastrar cientos de vagones.

Coordinador

Sebastián Lastra es uno de los coordinadores de Materfer y está afectado al proyecto de la nueva locomotora. El jueves 27 de marzo habló con «El Faro, un programa de ciencia» y contó cómo se llegó a este logro y lo que viene de aquí en más.

«Nosotros tenemos un convenio con una empresa norteamericana por el cual estamos fabricando cuatro locomotoras, una de las cuales la tenemos lista y es la que presentamos a los medios la semana pasada (por los últimos días de marzo)», relató.

Se trata locomotoras de gran porte, con una potencia de 3.300 caballos de fuerza, «diseñadas y pensadas para transportar cargas, por eso su gran potencia», explicó. La motorización de las máquinas, el sistema de control y el diseño externo forman parte del convenio de Materfer con la compañía National Railway Equipment Company (NREC). El resto de los equipos y todo el proceso de adaptación y construcción lleva el sello de Industria Nacional.

Pesada

La locomotora MTF-3300 es una locomotora pesada, de 120 toneladas, es decir al límite de lo permitido para los principales corredores ferroviariarios del país, que son 20 toneladas por eje. «Hay vías secundarias que no lo permitiría, pero en la vías principales si», aclaró Lastra.

Cada unidad está propulsada por un sistema diesel eléctrico, «un motor de combustión diesel acoplado a un generador, que alimenta seis motores eléctricos, uno por eje», detalló. Es el sistema típico y el que hoy por hoy se usa en la mayoría de las locomotoras de todo el mundo. La enorme potencia de las máquinas cordobesas le permitirán arrastrar un convoy de hasta 100 vagones de carga de 80 toneladas cada uno.

Fabricar una locomotora de este porte y por primera vez no es sencillo. Las que está haciendo Materfer demandan unas 28.000 horas de trabajo cada una, algo así como 15 operarios trabajando en forma continuada durante un año. La primera ya está lista y las otras tres tienen distintos grados de avance.

La fabricación de las máquinas forma parte de un desarrollo estratégico en conjunto con el Estado argentino, que ya comprometió la adquisición de estas cuatro unidades y dejó abierta la posibilidad de comprar un lote aún mayor. Como parte de esta desarrollo conjunto, técnicos del gobierno participaron en el diseño final de las máquinas en función de las necesidades del país.

Uno de los principales corredores ferroviarios argentino es el que pasa por el este de nuestra provincia; conecta el sur de Córdoba, sureste de Santa Fe, oeste de Buenos Aires y este pampeano, con el puerto de Bahía Blanca. En un futuro no muy lejano podría ocurrir que uno de esos largos convoyes cruce la provincia con su preciosa carga arrastrado por una MTF-3300.

Subte

La infraestructura ferroviaria de nuestro país «estaba muy parada pero de a poco viene reactivándose», afirmó Lastra en otro momento de la entrevista. En este contexto favorable la fábrica cordobesa tiene varios proyectos en carpeta, entre ellos uno que contempla desarrollar un subte.

La terminación de la primera unidad MTF-3300 y su presentación a los medios de prensa produjo «un gran orgullo para todo el equipo de trabajo» contó el coordinador. «Si uno se pone a pensar en volver a fabricar locomotoras en Argentina…, uno que es ingeniero nunca se imaginó volver a hacer estas cosas acá en Argentina, sobre todo recordando los años anteriores», contrastó.

-¿Se había perdido la creencia en la capacidad propia?
-Exactamente. Pero por suerte ahora ya se está mejorando eso en el hecho de que la gente ahora tiene la posibilidad de quedarse acá a trabajar. En Argentina tenemos la capacidad para hacer muchas cosas. Lo que estamos haciendo y mucho más.

 

(La Arena – 21/04/2014)

RELATED ARTICLES

MAS POPULAR