Qué le pidieron dos gobernadores a Alberto en la conferencia de la UIA

Omar Gutiérrez y Gerardo Morales explicaron las situaciones de Vaca Muerta y del litio. Qué pretenden del próximo gobierno nacional.

Buenos Aires – Argentina – 29/11/2019: En el marco de la 25° Conferencia de la Unión Industrial Argentina, dos gobernadores explicaron la situación y las potencialidades de sus provincias en materia productiva. Puntualmente en materia energética, ya que ambas cuentan con recursos para explotar. El neuquino Omar Gutiérrez por Vaca Muerta y el jujeño Gerardo Morales por el litio.

Ambos fueron reelectos este año y buscan adaptarse a un nuevo ciclo político Gutiérrez pertenece al MPN, que históricamente ha podido negociar con los oficialismos nacionales. Y Morales es radical, pero brindó algunas definiciones de distensión con respecto al presidente electo, Alberto Fernández.
Gutiérrez, en primer lugar, optó por referirse al tema más complicado: los 600 telegramas des despido que se emitieron ayer en Vaca Muerta. “Cuando comenzaba la gestión hace cuatro años teníamos 1300 telegramas de despido. Hoy tenemos 600. Pero en el medio generamos 8000 puestos de trabajo”, aseguró.

En esa línea, rescató que hoy se habla de la importancia de Vaca Muerta porque en los últimos seis años “demostramos que somos eficientes y productivos. Lo que estaba en la teoría pasó a la práctica. Este año se invirtieron U$S 5000 millones”: Aunque también advirtió que “si establecemos reglas de juego distintas al resto, nos vamos a quedar afuera”:

Hacia el futuro, predijo que “Vaca Muerta nos brinda la posibilidad de generar un flujo continuo de hasta U$S 26.000 millones anuales a partir de 2022. No es magia, es disciplina y conducta”. Actualmente, aseguró que hoy se explota el 6% del territorio de Vaca Muerta, y que es un proceso paulatino para que se amplíe.

En este sentido, Gutiérrez predijo que “el cheque” para que se desarrolle Vaca Muerta “va a venir de afuera”, por lo que pidió que no haya restricciones y se generen las condiciones. Además, sostuvo que es necesario bajar aranceles y establecer un régimen fiscal que respete el acuerdo fiscal. “Hay que avanzar a partir del trabajo de las economías regionales y disminuir la presión impositiva”, fue el pedido.
Morales, por su parte, pidió que se continúen las obras de infraestructura para que el norte pueda ser más competitivo. Aseguró que los costos del ferrocarril son la mitad que el de los camiones, pero que aún es poca la frecuencia de los trenes, por lo que consideró necesario “que se siga invirtiendo en ferrocarriles”.

Minutos antes de que hablen ambos gobernadores había disertado Alberto Fernández en el mismo escenario. El gobernador jujeño aseguró que comparte “varios desafíos que planteó el presidente electo”, en relación a la construcción de consenso y a la conformación de un consejo económico y social, el cual estaría dispuesto a avalar Morales.

Consultado acerca de qué le pediría a Fernández, Morales aseguró que no quiere que “nos metan la pata en la cabeza” y pretende que no se modifiquen “algunas reglas. La minería genera trabajo, riqueza y dólares, que es lo que necesitamos”. Y también advirtió que no es lo mismo hablar de pesificación tarifas que de contratos. “Cuidado con romper los contratos, no va a venir a invertir nadie”, advirtió.

Fuente: Cronista