Un Metro para Luján

El autor explica por qué es necesario extender el Metrotranvía hacia Luján y seguir el plan original. Un análisis desde la perspectiva urbana de servicios públicos.

Mendoza – Argentina – 07/08/2020: Las largas e insoportables esperas para poder tomar los colectivos que conectan algún punto de Luján de Cuyo con la Ciudad de Mendoza quedaron definitivamente en evidencia con esta pandemia y sus protocolos de distanciamiento.

Si el traslado en transporte público ya era difícil antes; ahora un viaje desde Luján puede llegar a demandar unos 90 minutos hasta la Plaza Independencia. La gente pasa horas esperando servicios de colectivos que podrían acortarse significativamente con una simple y sencilla solución ya explorada en otros municipios: el Metrotravía.

Resulta inconcebible que no tengamos la capacidad como provincia de extender este servicio de transporte 9 kilómetros más, aprovechando el tendido de vías existente. El Metrotranvía significaría un avance importantísimo para nuestros vecinos de Luján, quienes merecen contar con un medio de transporte cómodo, eficiente, seguro y amigable con el medio ambiente, que contribuya con el mejoramiento de su calidad de vida

La llegada del Metro a Luján ayudará a descongestionar el tránsito del Gran Mendoza y mejorará la conexión del departamento en horarios pico, facilitando el desarrollo territorial, económico y urbanístico local, potenciando la actividad turística y el acceso de nuestros estudiantes a las universidades de Mendoza.

Tras años de espera, el gobierno provincial sigue evaluando el costo – beneficio de cumplir con lo previsto y coquetea con dos opciones tan alocadas como onerosas: a) descartar el Metrotranvía e implementar el sistema de carriles exclusivos del Metrobús, que como es de público conocimiento fracasó como política de transporte, y b) conectar a Luján de Cuyo con Capital a través del Metrotranvía pero no en línea recta como sería lógico (atravesando Godoy Cruz) sino a través de Maipú, lo cual no solo aumentaría exponencialmente el costo del proyecto sino que además haría totalmente inútil el servicio.

Los lujaninos no pueden seguir postergando su crecimiento y desarrollo, a la espera de una obra que sigue en eterno estudio y planificación. Necesitamos que se realicen las inversiones necesarias para que el Metrotranvía llegue no solo hasta la Estación Central de Luján, en calles Azcuénaga y Libertad, sino también hasta los distritos de Perdriel y Agrelo, pasando por el (siempre en obra) hospital municipal del Acceso Sur.

En mayo de 2019 la traza del Metrotranvía se extendió hasta Las Heras, varios años después de lo previsto. Con esta postergada ampliación el recorrido actualmente abarca 18 km. de extensión en doble vía desde Gutiérrez (Maipú) hasta calle Avellaneda en Las Heras. Desde que comenzaron las obras en marzo de 2009 y se inauguró el primer recorrido en octubre de 2012 sólo se llevaron a cabo 2 de las 6 etapas previstas en el proyecto original.

La tercera etapa preveía que el Metrotranvía llegaría a Luján de Cuyo a partir del aprovechamiento de los espacios e infraestructura ferroviaria del departamento de Godoy Cruz. Evidentemente, el gobierno provincial no quiere activar el ramal que se bifurca luego de cruzar la calle Beltrán en Godoy Cruz para llegar hasta la ex Estación de Ferrocarriles de Luján de Cuyo, para no estropear las ciclovías que tanto le costó pavimentar y pintar al municipio.

Superados ciertos umbrales de densidad, en las áreas metropolitanas comienza a evidenciarse una creciente tensión entre “la resiliencia de lo ya establecido” (un gobierno low en gestión, con propuestas que no superan las ciclovías) y la “potencialidad de lo nuevo” (ciudades más inteligentes, con infraestructura y servicios de transporte que coloquen a las personas en el centro del desarrollo).

Extender el Metrotranvía a Luján demandaría una inversión posible de realizar para la provincia. No hace falta expropiar terrenos ni relocalizar familias. Solamente se necesita voluntad y decisión política para vencer esta resiliencia y avanzar en la ampliación del servicio de transporte a partir del aprovechamiento integral de la infraestructura ferroviaria existente.

Por Enzo Completa/ Dr. en Ciencia Política, Docente e investigador sobre gestión pública municipal

Fuente: MDZol