viernes, abril 19, 2024
InicioNoticiasNacionalesCustodios de la historia: hace 23 años viven en una estación de...

Custodios de la historia: hace 23 años viven en una estación de trenes hecha en 1865

CABA, Buenos Aires – Es la que está en Barraca Peña, en La Boca, y es una de las más antiguas de la Ciudad. Vive allí un matrimonio y sus cuatro hijos.

Marta Ayoroa tiene 51 años, y desde hace 23 vive en una casa muy particular: una estación de tren. Y no una cualquiera, sino una de las más antiguas de la Ciudad: la de Barraca Peña, en el extremo sur de La Boca, que funcionó entre 1865 y 1910.

Marta. Vive en la estación Barraca Peña, en La Boca, hace 23 años. Junto a su marido y sus cuatro hijos son los encargados de cuidar el lugar. Foto: Andrés DEl

Paredes de pinotea, la pizarra tapada de papeles y el techo de chapa a dos aguas: la clásica postal de una pequeña estación ferroviaria. Pero adentro, en lugar de boletería y bancos de madera, hay una mesa con sillas, un televisor, un modular y una cocina. Más allá, los cuartos donde duermen Marta, su marido Luis Alberto y cuatro de sus cinco hijos.

“Firmamos contrato con la gente del Museo Ferroviario: nosotros vivimos acá con la condición de mantener el lugar tal como lo encontramos. Y así evitamos que otros tomen la estación y la arruinen o la tiren abajo”, explica Marta, rodeada de rastros de historia: carteles, un mando de cambio de vías, rieles antiguos, y un plano enmarcado de la línea y sus ramales.

Al terreno donde está la antigua estación se ingresa traspasando un alambrado, y Marta es la única vecina que tiene la llave. Cuatro perros Shar Pei flanquean la entrada. A través de ese acceso, otras familias llegan a sus casas, que están más atrás, al fondo de la manzana.

En ese predio también hay un viejo vagón de tren, que se instaló allí en 2007, cuando la estación fue recuperada y sus objetos fueron puestos en valor por un equipo de arqueólogos. En ese coche se proyectaban películas nacionales, pero ahora el espacio está en desuso y Marta lo usa como depósito.

La estación fue inaugurada en 1865 por la empresa Ferrocarril Buenos Aires al Puerto de la Ensenada, una línea de trenes cargueros británicos que cruzaban el Riachuelo por un puente de hierro que ya no existe. El ramal fue comprado en 1898 por Ferrocarril del Sud y clausurado 12 años después, cuando se decidió concentrar todos los servicios de pasajeros en Constitución.

 

Fuente y fotografía: clarin

RELATED ARTICLES

MAS POPULAR