Renfe desmonta los ‘trenes-hospital’ que diseñó de urgencia en lo peor de la epidemia

Tren medicalizado de Renfe para transportar enfermos de Covid-19.

Madrid – España – 13/07/2020: El grupo desmantela los tres convoyes medicalizados sin haberlos tenido que estrenar para trasladar enfermos entre CCAA, pero los recuperará si vuelve a haber peligro de saturación hospitalaria.

Con el estado de alarma casi recién estrenado, Renfe adaptó tres de sus trenes Talgo para medicalizarlos y poder utilizarlos para trasladar pacientes entre comunidades autónomas en caso de que los gobiernos regionales lo pidieran ante el peligro de que sus sistemas hospitalarios se saturaran por el aluvión de enfermos en los peores momentos de la epidemia.

Renfe elaboró un nuevo protocolo de medicalización de los convoyes, diseñó y adaptó el interior de los vagones para transportar pacientes con seguridad y los puso al servicio del Ministerio de Sanidad y los gobiernos regionales por si eran necesarios para descongestionar algún servicio de salud. Ninguna comunidad solicitó el traslado de pacientes y los trenes no llegaron a utilizarse.

TRANSPORTE

Ahora Renfe y Talgo están desmontando los ‘trenes-hospital’ y los está volviendo a adaptar para poder utilizarlos en los servicio de transporte de viajeros comerciales habituales, según confirman a El Independiente fuentes de la operadora ferroviaria. La compañía los recuperará para volverlos a poner a disposición de Sanidad en caso de que vuelva a haber peligro de saturación hospitalaria en futuros rebrotes del Covid-19.

“Esos trenes se medicalizaron en un contexto de estado de alarma y de saturación hospitalaria, aunque finalmente no hubo que utilizarlos. Lo complejo era encontrar el protocolo adecuado de medicalización de los trenes, ahora que ya lo tenemos”, apuntan desde Renfe. “Ahora ya tenemos el expertise por si vuelven a hacer falta en el futuro, es lo que nos ha pedido Sanidad”. Tanto la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria como el propio Ministerio de Sanidad homologaron el modelo de tren medicalizado propuesto por la operadora y por el fabricante.

Renfe y Talgo adaptaron tres unidades del modelo Serie 730, que pueden circular por todas las vías de España, y que tenían capacidad para transportar 24 pacientes y al personal sanitario necesario en cada traslado. El trabajo de adaptación fundamental consistió en la retirada de los asientos en los vagones para la instalación de camillas y también de un panel situado junto a la puerta de acceso para que pudieran entrar las camas con los pacientes.

Los trabajos de desmontaje, que aún no han concluido, se realizan en los talleres de Renfe en Fuencarral, en Madrid. Los trenes elegidos para este tipo de transporte fueron los del modelo Serie 730 de Talgo porque son los que pueden circular por toda la red ferroviaria de la Península Ibérica, ya que tienen capacidad de adaptarse a los diferentes anchos y porque puede funcionar en una vía electrificada o con diésel. En las vías de la línea de alta velocidad este tipo de trenes puede circular a 250 kilómetros por hora.

Los modelos de la Serie 730, además, son trenes de piso bajo y sin escalón de entrada, los únicos de esas características con los que cuenta Renfe. Y al tener todo el suelo situado exactamente a la misma altura que la mayor parte de los andenes de la red ferroviaria española, facilitarán el traslado de pacientes en camillas, agilizando de esta manera la operación.

El plan era circular con dos composiciones de vagones: la delantera iría desocupada y la trasera es donde se habrían acomodado a los pacientes. Además del personal sanitario, en los trenes irían dos maquinistas (uno habilitado en el modelo de tren y otro experto en las línea concreta que se recorra) y también mecánicos de Renfe.

Fuente: El Independiente