Talgo se adjudica un pedido de ocho trenes con los ferrocarriles daneses

Con este contrato, el fabricante suma nueva carga de trabajo a su cartera de pedidos, que al cierre de septiembre de 2019 se situaba en 3.166 millones de euros

Dinamarca – 06/02/2020: Talgo se ha adjudicado un contrato marco de suministro de trenes a DSB, el operador de los ferrocarriles de Dinamarca, que contempla un pedido inicial de ocho trenes, según informó la compañía.

Con este contrato, el fabricante suma nueva carga de trabajo a su cartera de pedidos, que al cierre de septiembre de 2019 se situaba en 3.166 millones de euros. Además, refuerza su presencia en Europa, tras el suministro logrado el pasado año en Alemania.

De hecho, Talgo fabricará para Dinamarca el mismo modelo de tren que para la Deutsche Bahn alemana, un ‘Intercity Talgo 230’ con capacidad para circular a una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora y transportar hasta 440 viajeros.

La compañía que preside Carlos de Palacio comenzará en 2023 a entregar los nuevos trenes, que se destinarán a unir la capital danesa Copenhague con la ciudad alemana de Hamburgo. Al tratarse de un contrato marco, es susceptible de nuevos pedidos adicionales en el futuro.

Talgo asegura que su tren ha sido elegido en el marco del objetivo de Dinamarca de descarbonizar su sistema de transporte. En este sentido, destaca que cuenta con «capacidad de reducir hasta un 30% el consumo de energía respecto a los volúmenes estándar de la industria», gracias, según la empresa, «a la tecnología de rodadura, que le permite fabricar coches de viajeros más ligeros».

Así, el fabricante asegura que contribuirá al compromiso que Dinamarca ha adquirido de recortar en un 70% sus emisiones de carbono antes de 2030.

Además, destaca como otro factor «clave» para la consecución del contrato el hecho de que se trate de un tren «multisistema», esto es, que puede prestar servicio transfronterizo, adaptarse a las normativas técnicas tanto de Dinamarca como de Alemania y cumplir con los criterios europeos de interoperabilidad.

Fuente: ABC