viernes, julio 19, 2024
InicioNoticiasNacionalesLlegar a Retiro en tren, una misión complicada entre demoras y aglomeraciones

Llegar a Retiro en tren, una misión complicada entre demoras y aglomeraciones

El Mitre-Tigre y el San Martín acortaron los recorridos y hay combinaciones gratuitas con otros trenes y colectivos para completarlos. Se puede tardar hasta el doble y que van llenos.

Más tiempo de viaje, aglomeraciones y demoras son las principales quejas de los pasajeros de los ramales de tren Mitre-Tigre y San Martín que dejaron de llegar hasta Retiro por obras para hacer viaductos en la Ciudad. Es que ellos deben realizar combinaciones de trenes y colectivos gratuitos para completar los viajes. Así se lo contaron a Clarín, que además hizo recorridos propuestos como alternativas y comprobó problemas.

Villa del Parque. La cabecera provisoria del San Martín en la Ciudad, el jueves, repleta. / Martín Bonetto

El Mitre que une Retiro y Tigre moviliza a más de 150.000 usuarios promedio por día, que desde hace dos semanas se ven afectados porque el tren sólo corre entre Tigre y Núñez. Esa situación se prolongará durante tres meses o hasta que se terminen los trabajos del viaducto. Mientras tanto, los usuarios que quieren llegar a Retiro sin abonar un costo adicional, tienen que hacer una combinación entre tren, colectivo, y luego volver a subirse a otro tren de las líneas Belgrano Norte o Mitre-Mitre/Suárez. También pueden seguir en colectivos de línea o combinar con el subte, aunque esto implica pagar otros boletos.

En la fila. Para tomar un micro que ayude a llegar al Centro sin el tren Mitre-Tigre. / Jorge Sánchez

“Hay mucha gente para hacer el trasbordo gratuito. Si trabajara todos los días en el Centro, pensaría en realizar el viaje gratis, pero dada la cantidad de pasajeros que lo realizan, prefiero pagar para combinar con el subte”, dice a este diario Lucía Hernández. Ella vive en Tigre y viaja a Capital dos veces por semana, así que elude las aglomeraciones que implicaría realizar el trasbordo en micro en la estación Olivos hacia la línea Mitre-Mitre. ¿Cómo? Viaja en el tren hasta Núñez y luego camina diez cuadras hasta la estación del subte Congreso de Tucumán, donde combina hasta Callao, su destino en Capital.

El Mitre. Lleno, con servicio reducido entre Tigre y Núñez. / Jorge Sánchez

Desde el Ministerio de Transporte explicaron, desde que lanzaron las alternativas para completar los trayectos de los trenes, que no pueden sumar ómnibus directos a la zona de Retiro porque por ahí ya circulan decenas de líneas y el tránsito está complicado por las obras del Paseo del Bajo. Además, aseguraron que la mayoría de la gente que llega a Retiro en tren no termina su viaje en la estación, si no que toma el subte o un colectivo.

Frente a la estación Belgrano C. El viaducto para el tren Mitre. / Archivo Clarín

De acuerdo con Trenes Argentinos, entre 8.000 y 10.000 personas por día utilizaron los colectivos gratuitos que suplen al Mitre-Tigre. Clarín hizo la semana pasada el recorrido entre las estaciones Retiro y Rivadavia en hora pico, al final de la tarde de un día hábil, con el servicio de colectivos gratuitos entre la estación Juan B. Justo y Rivadavia, que hace unos días dejó de funcionar y fue reemplazado por colectivos que recorren las estaciones Aristóbulo de Valle, Rivadavia y Belgrano C. Entonces, cuantificó un tiempo de viaje de 57 minutos entre Retiro y Rivadavia (con tren y colectivos), es decir, unos 35 minutos más que lo que tarda el tren cuando funciona normalmente, de acuerdo con fuentes oficiales. Pero varios pasajeros indicaron a este diario que, con los cambios en los trayectos, el tiempo de viaje entre Tigre y Retiro se llegó a incrementar hasta una hora.

Rivadavia. La estación el 4 de este mes, cuando el Mitre-Tigre dejó de llegar hasta Retiro. / Jorge Sánchez

No es todo. El lunes 4 de febrero, cuando arrancó este sistema, una de las mayores quejas de quienes eligen seguir su recorrido en otra línea de tren, fue la de largas esperas. Los transbordos no son todo. Por una obra de renovación total del ingreso a Retiro, modificaron los cronogramas y los andenes de llegada y salida los trenes a José León Suárez y Mitre-Mitre. El primero de esos ramales circula con una frecuencia de 20 minutos, según fuentes oficiales. Y si bien dijeron que no se alteraría la frecuencia del Mitre-Mitre, los pasajeros dijeron desde el vamos que notaron retrasos.

Fuentes oficiales indicaron que existen tres servicios de colectivos gratuitos: uno, que se inauguró este sábado, va desde la estación Bartolomé Mitre-Mitre hasta la estación Olivos, desde donde se puede seguir hasta Tigre en el tren. Tiene una frecuencia de 2,2 minutos, de acuerdo con Transporte de Ciudad y de Nación. El otro servicios va desde Rivadavia hasta Aristóbulo del Valle para tomar el Belgrano Norte -que se de pagar- hasta Retiro. La frecuencia, señalaron, es de 3 minutos. El tercero va entre Rivadavia y la estación Belgrano C -cerrada-, cada seis minutos, agregaron.

Pasajeros. En la estación Villa del Parque, el jueves a la tarde. / Martín Bonetto

Según los plazos anunciados, el tren Mitre-Tigre volverá a llegar a Retiro en mayo, cuando ya circule sobre el viaducto que tiene una inversión de $2.600 millones. Para entonces, se habrán eliminado las barreras entre Dorrego y Congreso (las de Monroe, Blanco Encalada, Olazábal, Mendoza, Juramento, Sucre, La Pampa y Olleros). Además, habrá estaciones elevadas y así esperan reducir los tiempos de viaje. El proyecto, indicaron las fuentes oficiales, beneficiará a más de 200.000 personas por día, entre pasajeros del tren, automovilistas y usuarios de transporte público.

Multitud. Los pasajeros del San Martín, la semana pasada en el transbordo de Villa del Parque. / Martín Bonetto

Por ahora, el panorama para los usuarios de la línea San Martín, que une Pilar con Retiro, es parecido a los del Mitre-Tigre. Salvo porque el tren no llega a Retiro desde mayo y hasta mitad de año, si todo va como se previó. Ahora que la estación cabecera es Villa del Parque ofrecen colectivos gratuitos que unen la de Palermo con ese punto. Las fuentes oficiales indicaron que esos vehículos movilizan unas 12.000 personas por día, entre ida y vuelta.

También es día hábil, hora pico. Como es normal en esa franja horaria, la fila para tomar el colectivo que sale de la estación Palermo es extensa. Sin embargo, el arribo de vehículos es fluido. El micro se llena y se pone en marcha. Durante el viaje, una pasajera, que vive en Villa del Parque y tiene dos trabajos, uno en Palermo y otro en San Miguel, comenta que cuando la línea del San Martín hacía el tramo completo, viajar entre Palermo y San Miguel le tomaba alrededor de 45 minutos. Ahora, desde la estación San Miguel hasta la estación Villa del Parque, más el colectivo gratis hasta Palermo, tarda más de una hora y diez minutos, calcula.

Córdoba y Juan B. Justo. La obra del viaducto del San Martín. / David Fernández

La mujer, quien prefiere no dar su nombre, comenta: “Si tenés suerte, te toca un colectivo con refrigeración”. Y advierte: el trayecto del colectivo desde la estación Villa del Parque hasta Palermo durante la noche se volvió peligroso. “Como en el colectivo van pocas personas, los ladrones aprovechan. Hubo casos”, señala. El ómnibus llega a la estación Villa del Parque tras 35 minutos de viaje. En tren, ese recorrido duraría unos 15.

Corrientes y Dorrego. Ya se bosqueja el viaducto del San Martín. / Luciano Thieberger

Florencia Luna, quien vive en la localidad de Derqui, Pilar, hasta ahora no tuvo mayores problemas con los micros. “Me parecen buenos”, afirma. Pero aclara que, según el tránsito, pueden demorar hasta media hora. E indica que son frecuentes las cancelaciones y que muchas veces deja pasar el tren cuando vuelve a Derqui desde San Miguel porque va muy lleno. Pero, para ella, un problema central es la falta de higiene: “Últimamente el San Martín está muy sucio, hay cucarachas e incluso roedores”, denuncia.

Adrián González hace todos los días el recorrido entre Derqui y Palermo. Asegura que este trayecto de una hora y quince minutos en tren terminó siendo de hasta el doble de tiempo con la combinación del colectivo gratuito en la estación Villa del Parque que lo lleva hasta Palermo. “Muchas veces, los trenes tienen desperfectos técnicos y se cancela el servicio, lo que incrementa aún más el tiempo de viaje», agrega.

Respecto de los colectivos gratuitos, González indica que en general tienen aire y son cómodos pero advierte que no se adecuan a los retrasos que pueda presentar el tren: “Hace algún tiempo el tren estuvo parado casi una hora y cuando llegue a Villa del Parque a las 00:15 de la madrugada ya no había colectivos: sólo están hasta medianoche».

La obra del viaducto del San Martín elevará las vías a lo lago de 5 kilómetros y permitirá eliminar 11 barreras. Una de ellas es la de la avenida Córdoba, donde ya desapareció del paisaje el puente de Juan B. Justo. Las otras son las de Corrientes y Newbery, Trelles – Warnes, Honduras, Gorriti, Cabrera, Niceto Vega, Loyola, Ramírez de Velasco y Girardot. Además, se abrirán nueve cruces. A metros de Dorrego, donde Corrientes quedaba interrumpida por el tren, ya se puede ver la estructura en altura para el San Martín.

Leonardo Chacón/ Maestría Clarín-Universidad de San Andrés

 

Fuente y fotografía: clarin

RELATED ARTICLES

MAS POPULAR