martes, mayo 17, 2022
InicioNoticiasNacionalesAdjudican a una firma rusa la compra de trenes eléctricos por US$...

Adjudican a una firma rusa la compra de trenes eléctricos por US$ 864 millones

Buenos Aires – Argentina – 05/01/2022: El ministerio de Transporte y Jefatura de Gabinete seleccionaron a la empresa rusa TMH para la compra de 70 trenes, en un contrato por US$ 864 millones. La adquisición, que comenzó a tomar forma en una licitación lanzada en 2018, fue pensada para que los coches fueran a la línea San Martín, -aún no electrificada- pero el Gobierno dice que esas unidades podrían terminar en las líneas Mitre, Sarmiento o Roca, que ya fueron electrificadas.
Aunque el Gobierno ya seleccionó a la empresa ganadora por haber presentado la oferta más conveniente falta conseguir un préstamo para respaldar esa compra. Se estima que la Argentina recurrirá a financiamiento ruso (de donde es oriunda TMH, la compañía seleccionada).
Esta licitación, de 2018, fue anunciada por el ex ministro de Transporte -Guillermo Dietrich- en los planes de electrificación de la línea San Martín. Cuando ese trayecto cumpliera con ese plan, se iban a necesitar nuevos coches. La electrificación del San Martín no se hizo, pero la adquisición de coches siguió su proceso. En el Gobierno dicen que las unidades que se comprarán se «adaptan» a las líneas Mitre y Sarmiento, que están electrificadas. «Cumplen los requerimientos de trocha y otros aspectos técnicos», dijeron.
Hace menos de un mes, una comitiva de 32 empresarios rusos desembarcó en la Casa Rosada y mantuvo reuniones con buena parte del Ejecutivo. Fue su primera visita al país desde el inicio de la gestión de Alberto Fernández, en busca de explorar oportunidades de inversión en sectores estratégicos y obtener garantías para poder girar dólares al exterior.
De los encuentros , participaron ejecutivos del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), Sovcombank (finanzas), Hevel Group (energía solar), TMH (ferrocarriles), Solway (minería), Qiwi (servicios de pago), Uomz (sistemas ópticos militares), Kamaz (transporte), TUI (turismo), Rosgeology (exploración) y ExactFarming (servicios digitales para agroindustria).

En octubre, el ministro de Economía, Martín Guzmán, se encontró con Anton Siluanov, ministro de Finanzas ruso en el G20.

En diciembre, los rusos exploraron la posibilidad de emitir deuda por parte de las compañías privadas y financiar proyectos en la economía real, pero también se mostraron inquietos por el temor a no poder repatriar capitales ante los controles de cambio vigentes.
TMH Argentina, filial argentina del grupo privado ruso Transmashholding, y Trenes Argentinos Infraestructura, organismo dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, anunciaron el inicio de la construcción de una fábrica de material rodante en Mechita, partido de Bragado, provincia de Buenos Aires, con una inversión de US$ 80 millones, en 2019. La plana mayor del oficialismo por aquel entonces (Mauricio Macri, María Eugenia Vidal, Dietrich) estuvo allí.
El contrato para este abastecimiento de trenes dura 18 años. En la licitación original, de diciembre de 2018, estaban la francesa Alston (a través de su filial brasileña), y la argentina Vemerpiker -que en el mercado es sindicada como de «poca experiencia», además de la ganadora rusa TMH.
El gobierno de Cristina Kirchner anunció, en 2007, la electrificación de las líneas ferroviarias, pero no se hizo. En 2017, el Gobierno de Mauricio Macri volvió a anunciarla, pero tampoco se concretó.
La licitación de los coches siguió su curso. El argumento de los actuales funcionarios es que los coches «sirven para reforzar las otras líneas».
Para la compra, se requiere un un crédito del Eximbank de Rusia por hasta US$850 millones, con 4 años de gracia y pagadero en 108 cuotas. Los rusos estarían pendientes también de la negociación con el FMI para poder concretarlo.
En Mechita, TMH debió arreglar trenes de componentes chinos. Según fuentes del mercado, ese proceso no fue sencillo, pero el Gobierno tampoco presionó demasiado.
Podría haber más interesados en la licitación si hubiera avanzado un proyecto de la administración anterior, de trenes rápidos regionales (RER). En ese esquema, se buscaba conectar todas las estaciones de trenes nodales (Once, Retiro, Constitución) con la 9 de Julio, haciéndola una suerte de nodo mayor de transporte. En ese plan, la adquisición de trenes era mayor y alcanzaba las 170 unidades.
Pero ese plan también contemplaba que la electrificación del San Martín se hubiera terminado. A raíz de las devaluaciones de 2018, la administración de Mauricio Macri frenó una serie de obras públicas, entre ellas las de trenes.

Fuente: Clarín

RELATED ARTICLES

MAS POPULAR