jueves, febrero 2, 2023
InicioRieles IbéricaAdif testea las traviesas de plástico para el ferrocarril del próximo medio...

Adif testea las traviesas de plástico para el ferrocarril del próximo medio siglo

Madrid – 28/11/2022: El ferrocarril español sigue buscando fórmulas innovadoras para continuar liderando el desarrollo tecnológico del sector en todo el mundo. Tras desarrollar y explotar la segunda red de alta velocidad más grande del mundo, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) continúa buscando soluciones para mantener de forma eficiente la red convencional de ancho ibérico que llega a todas las provincias de la España peninsular.
Como parte de este reto, el gestor público de la red ferroviaria española tiene en marcha un ambicioso plan de actuaciones e inversiones para sus bienes que incluye el testeo de nuevas iniciativas en busca de un sustancial ahorro económico en el futuro. Es el caso de la implantación de traviesas de plástico y sintéticas, un nuevo desarrollo tecnológico que Adif ha implantado en dos tramos de la línea Alcázar de San Juan – Cádiz a su paso por Jaén.
Las traviesas son un elemento crítico de la superestructura de las vías ferroviarias, ya que condicionan la seguridad y velocidad a la que puedan circular los trenes. Situadas sobre el balasto, son el elemento de apoyo sobre las que se coloca el carril y permiten mantener el ancho de la vía y transmitir las cargas de forma uniforme.
Por lo general, la red española cuenta con traviesas de hormigón, pero hay zonas donde no se pueden instalar: puentes metálicos, túneles de determinadas características o ciertos desvíos, donde a día de hoy se mantienen las traviesas de madera o se instala la vía directamente sobre la placa de hormigón.
Reciclables tras ser sustituidas
En concreto, un total de 290 traviesas de plástico suministradas por distintos proveedores se han instalado en 174 metros de vía situada en el puente metálico sobre el río Guarrizas y el túnel número 10 de la mencionada línea. Con esta actuación, Adif pretende evaluar cómo se comportan ante un tráfico ferroviario típico y continuado, recibiendo tanto trenes de viajeros como de mercancías, mucho más pesados.
En teoría, estas traviesas de plástico tienen una duración de más de 50 años, son más versátiles y elásticas, ofrecen una mayor aislamiento y resistencia a los fenómenos climatológicos, algo que sí afecta a su alternativa, la madera. Su fabricación también es más sostenible que la del hormigón, al elaborarse con materiales reciclables y no contaminantes. Además, una vez llegan al final de su vida útil, se pueden reciclar fácilmente.
Las inspecciones y análisis periódicos que elaboran los técnicos de Adif han constatado un comportamiento favorable, algo que perfila a las traviesas de plástico como alternativa para estos casos. Aunque sea pionera en la red española, esta actuación ya ha sido testeada en otros países con climas extremos, como Australia, que lo implementó en 2021, o Suecia, que lo hizo en 2016. También los administradores ferroviarios de Suiza, Francia, Alemania o Países Bajos han hecho pruebas con estos materiales.

Fuente: La Información

RELATED ARTICLES

MAS POPULAR